INHIBIDORES DIRECTOS DE LA TROMBINA (DABIGATRÁN => PRADAXA) E INHIBIDORES DIRECTOS DEL FACTOR XA (RIVAROXABÁN =>XARELTO Y APIXABÁN =>ELIQUIS)

INHIBIDORES DIRECTOS DE LA TROMBINA

dabigatran

Los inhibidores directos de la trombina (IDT) (Dabigatrán -PRADAXA 110 y 150 mg-) ejercen su efecto anticoagulante por unión directa al sitio activo de dicha proteína sin la necesidad de un cofactor. Los IDT tienen capacidad para inhibir tanto la trombina li- bre como la ligada al trombo, y su acción es totalmente independiente de la antitrombina III. Estas características los diferencian de la heparina: presentan una respuesta anticoagulante más predecible, ya que no se unen a las proteínas plasmáticas y no son neutralizados por el factor plaquetario 4, no necesitan de cofactores necesarios como la antitrombina o cofactor de heparina II, atenúan la activación plaquetaria debido al bloqueo de la actividad catalítica de la trombina y no inducen trombocitopenia. Como consecuencia de ello, estos inhibidores tienen mayor biodisponibilidad, son más eficaces que la HBPM y no presentan tantas interacciones fármaco-fármaco.

El etexilato de dabigatrán es un péptido activo por vía oral que actúa como inhibidor directo de la trombina. Es el profármaco del compuesto activo, dabigatrán, el cual se une de manera directa y reversible a la trombina, con elevada afinidad y especificidad. Se elimina principalmente por vía renal, sin participación del CYP450.Por tanto a diferencia de los anticoagulantes cumarínicos (acenocumarol -SINTROM- y warfarina -ALDOCUMAR-) presenta una baja interacción con medicamentos y alimentos. Su administración oral evita las molestias y los controles requeridos en la administración subcutánea de otros antitrombóticos. Puede ser una alternativa anticoagulante por vía oral al acenocumarol, con menor riesgo de interacciones y menos necesidad de controles.

El etexilato de dabigatrán se recomienda para la prevención primaria de enfermedad tromboembólica venosa asociada a la cirugía ortopédica. También está indicado para la prevención del ictus y de la embolia sistémica en pacientes adultos con fibrilación auricular no valvular con uno o más factores de riesgo. En 2011, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios emitió una nota informativa con nuevas recomendaciones de control de la función renal antes de iniciar el tratamiento con dabigatrán y durante el mismo. Dado que la eliminación del dabigatrán se realiza mayoritariamente por vía renal, la insuficiencia renal, entre otros, constituye un factor de riesgo para la aparición de episodios hemorrágicos.

Los efectos secundarios observados con más frecuencia en el caso del dabigatrán han sido los episodios de sangrado, presentándose en un 14% de los pacientes, si bien la frecuencia de episodio hemorrágico mayor es baja. Otros efectos adversos encontrados son: vómitos, náuseas, estreñimiento, insomnio, edema periférico y secreción de la herida.

INHIBIDORES DIRECTOS DEL FACTOR XA.

rivaroxaban y apixaban

El rivaroxabán (Xarelto® 10,15 y 20 mg)) y el apixabán (Eliquis® 2.5 y 5mg) son inhibidores directos y selectivos del factor Xa, interrumpen las vías intrínseca y extrínseca de la cascada de la coagulación de la sangre, inhibiendo tanto la formación de trombina como la formación de trombos. No inhiben directamente la trombina (factor II activado) y no se han demostrado efectos sobre las plaquetas.

El rivaroxabán y el apixabán están indicados para la prevención del TEV en pacientes adultos sometidos a cirugía electiva de reemplazo de cadera o rodilla. El rivaroxabán ha sido recientemente aprobado (finales de 2011) por la Food and Drug Administration (FDA) para reducir el riesgo de ictus y embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular no valvular, y cuenta igualmente con la opinión positiva del Committee for Medicinal Products for Human Use (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para esta indicación en pacientes adultos con uno o más factores de riesgo. El apixabán, en un ensayo clínico (APROPOS) en pacientes sometidos a cirugía de rodilla, mostró un menor riesgo de mortalidad, TEV y EP que la enoxaparina, y se ha estudiado igualmente su seguridad en el síndrome coronario agudo (APRIASE). En ambos casos, el riesgo de hemorragia se relacionó con la dosis administrada. Se están llevando a cabo estudios en fase III para determinar su utilidad en la prevención de accidentes cerebrovasculares en pacientes con fibrilación auricular.

Los efectos adversos más frecuentes con estos fármacos son hemorragias y anemia. El rivaroxabán también suele producir náuseas.

Se administran por vía oral con alta biodisponibilidad (80% con rivaroxabán y 50% con apixabán), presentan un rápido inicio de acción y una farmacocinética predecible, por lo que no necesitan controles por parte del laboratorio.

Los nuevos anticoagulantes están demostrando de forma consistente que son, cuando menos, tan eficaces para la prevención de ictus y fenómenos embólicos como los antivitamina K (acenocumarol -SINTROM- y warfarina-ALDOCUMAR), y ello sin necesidad de una monitorización de la coagulación, con una reducción de las hemorragias más graves (intracraneales) y con muchas menos interacciones alimentarias y medicamentosas potenciales.

Se están estudiando otras estrategias. Entre ellas figuran varios anticoagulantes naturales (inhibidor de la vía del factor tisular, trombomodulina y proteína C) sintetizados mediante tecnología recombinante. La proteína C activada modula la generación de trombina por inactivación de los factores Va y VIIIa, con beneficios no sólo por su acción sobre el sistema de coagulación, sino también por su capacidad de regular citocinas inflamatorias como factor de necrosis tumoral e interleucina 6. El beneficio en la mortalidad permite su recomendación en pacientes con sepsis grave.

Si quieres saber más acerca de los anticoagulantes visita:

¿Qué es un anticoagulante? https://botiquindesalud.com/2015/04/21/acenocumarol-sintrom-warfarina-aldocumar-heparinas-clexane-fraxiparina-rivaroxaban-xareltoapixaban-eliquisdabigatran-pradaxa-que-es-un-anticoagulante/

¿Qué puedo comer si estoy en tratamiento con anticoagulante?https://botiquindesalud.com/2014/04/13/que-puedo-comer-si-estoy-en-tratamiento-con-anticoagulantes-sintrom-acenocumarol-aldocumar-warfarina/

Anticoagulantes derivados cumarínicos (Acenocumarol-SINTROM y Warfarina-ALDOCUMAR) https://botiquindesalud.com/2015/04/21/acenocumarol-sintrom-y-warfarina-aldocumar-anticoagulantes-orales-derivados-cumarinicos/

Heparinas https://botiquindesalud.com/2015/04/21/enoxaparina-clexane-nadroparina-fraxiparina-hemiparina-hibor-hepadren-tinzaparina-innohep-dalteparina-fragmin-todo-lo-que-hay-que-saber-de-las-heparinas/

Fuente
Benedí González J, Iglesias Peinado I, Fármacos anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios y antitrombóticos. Fármacos antihemorrágicos (CGCOF).

Anuncios

Acenocumarol (SINTROM), Warfarina (ALDOCUMAR), Heparinas (CLEXANE, FRAXIPARINA….), Rivaroxabán (XARELTO),Apixabán (ELIQUIS),Dabigatrán (PRADAXA)…. ¿Qué es un anticoagulante?

anticoagulantes

¿Qué es un anticoagulante?

Un medicamento anticoagulante es aquel cuya utilidad principal es la acción inhibitoria del mecanismo de coagulación, de tal manera que, como resultado final, se impida la formación o la acción de la trombina, capaz de activar el fibrinógeno a fibrina, y consiguientemente se evite la progresión de un trombo ya existente, la formación de un nuevo trombo y/o la recurrencia del fenómeno trombótico.

Las características del tratamiento anticoagulante ideal son:

Efectividad preferiblemente con acción sobre el sitio patológico de la formación del trombo.
Seguridad, con pérdida de toxicidad.
Biodisponibilidad oral para su uso a largo plazo
Mecanismo independiente de la vitamina K y del sistema del citocromo P450.
Amplia ventana terapéutica.
Fácil reversibilidad.
Seguridad en el embarazo.
Bajo coste.
Vida media larga para profilaxis.

Diferenciamos 2 tipos de anticoagulantes, las heparinas y los anticoagulantes orales. Estos fármacos tienen varias limitaciones, y el esfuerzo de las investigaciones se ha dirigido a proveer nuevas alternativas farmacológicas para el tratamiento de los pacientes, con fácil monitorización y menores riesgos de san- grado y cuya vía de administración permita terapias ambulatorias. Las estrategias en la búsqueda de estos nuevos fármacos se han centrado en inhibir la trombina, prevenir su generación, bloquear la iniciación de la coagulación o potenciar la actividad anticoagulante endógena.

HEPARINAS

Enoxaparina: CLEXANE
Nadroparina: FRAXIPARINA
Hemiparina: HIBOR, HEPADREN
Tinzaparina: INNOHEP
Dalteparina: FRAGMIN

ANTICOAGULANTES ORALES

Derivados cumarínicos (anti-vitamina K). 

Acenocumarol (Sintrom)
Warfarina (Aldocumar)

Inhibidores directos de la trombina. 

Hirudinas recombinantes
Bivalirudina (Angiox)
Dabigatrán (Pradaxa)

Inhibidores directos del factor Xa. 

Rivaroxabán (Xarelto)
Apixabán (Eliquis)

Si quieres saber más acerca de anticoagulantes visita:

¿Qué puedo comer si estoy en tratamiento con anticoagulantes?” (https://botiquindesalud.com/2014/04/13/que-puedo-comer-si-estoy-en-tratamiento-con-anticoagulantes-sintrom-acenocumarol-aldocumar-warfarina/)

Fuente

Benedí González J, Iglesias Peinado I, Fármacos anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios y antitrombóticos. Fármacos antihemorrágicos (CGCOF).