Ibuprofeno y Paracetamol. Después de una vacuna, le doy antitérmicos a mis hijos/as para que no tengan fiebre. ¿Hago bien?

close up of white syringe

Las vacunas son compuestos derivados de microorganismo o microorganismos atenuados con capacidad de activar nuestro sistema inmune creando anticuerpos. Estos anticuerpos se “memorizan” en nuestro sistema. Así una vez entremos en contacto con los microorganismo, no desarrollaremos la enfermedad.

La toma de paracetamol e ibuprofeno para bajar la fiebre o aliviar el malestar relacionado con la fiebre en niños/as está muy extendido en países occidentales.

Es cada vez menos habitual aconsejar por parte del pediatra la toma de antitérmicos tras la administración de una vacuna. No es tan raro escuchar este consejo en la calle.

Pues bien, un estudio publicado a finales de 2017 afirma que el paracetamol es útil para reducir episodios de fiebre de moderado grado pero no en los episodios febriles de alto grado El ibuprofeno no es tan efectivo. Lo mas importante, el paracetamol reduce la concentración de anticuerpos frente a distintos antígenos vacunales (todos los serotipos de neumococo, Haemophilus influenzae tipo b, tétanos, pertactina y difteria), reducción que se mantuvo tras la dosis de refuerzo. Aventura la hipótesis de que el paracetamol podría interferir en las fases precoces de la respuesta inflamatoria (por ello, cuando se administra horas después tras aparecer la fiebre, la interferencia es considerablemente menor). Y concluyen que no debe usarse paracetamol junto con las vacunas.

 

Fuente: Hernández Merino A. Fármacos antitérmicos y vacunas: ¿sabemos ya lo que necesitamos saber? Evid Pediatr. 2017;13:32.

Anuncios

Vitamina D3. ¿Previene la gripe en lactantes?

confirmado

La gripe es una infección provocada por el virus de la familia Influenza. Es una infección especialmente importante en dos segmentos de la sociedad. Los ancianos y los lactantes, no por la infección en sí, sino por las complicaciones que pueden derivar.

Un estudio publicado recientemente investigaba el uso de dosis profilácticas altas de vitamina D3 (1200 UI/día) para la prevención de gripe epidémica en niños lactantes.

Este estudio concluyó que la dosis de 1200 UI/día de vitamina D3 es pertinente para prevenir la gripe epidémica demostrado por el descenso en el número de casos, la reducción rápida de síntomas, mayor reducción de la carga viral y la recuperación precoz. Además, su administración es probablemente segura en niños.

 

Fuente: Ruiz-Canela Cáceres J, García Vera C. Gripe en lactantes, ¿hay evidencia del uso de la vitamina D3? Evid Pediatr. 2019;15:8.