ACEITE DE PALMA EN LAS LECHES DE FÓRMULAS PARA BEBÉS ¿ES BUENO O MALO?


ACEITE DE PALMA

El aceite de palma es un aceite vegetal muy utilizado por la industria alimentaria. Forma parte de la mayoría de las leches de fórmula ¿Pero es bueno el aceite de palma para mi bebé?. Vamos a intentar dar respuesta a esta pregunta.

El aceite de palma es muy rico en ácidos grasos saturados y en mayor proporción en ácido palmítico. Lo primero que nos gustaría dejar claro es que la leche materna proporciona al bebé el 50% de los requerimientos de energía en forma de ácidos grasos. Y de estos ácidos grasos el ácido palmítico representa el 20-25%. Podemos decir entonces que el ácido palmítico está muy presente en la leche materna. De este 20-25% de ácido palmitico el 60-86% es beta-palmitato. El 14-40% representa alfa-palmitato.
Esta diferencia en la esterificación del ácido es un factor determinante en la absorción del ácido palmítico. Las enzimas encargadas de la degradación de los ácidos grasos son las lipasas (gástrica y pancreática). Podemos resumir el proceso en que la lipasa pancreática es capaz de degradar correctamente el beta-palmitato pero no es capaz de degradar correctamente el alfa-palmitato. De esta manera el alfa-palmitato no degradado puede unirse al calcio presente en la dieta y dificultar su absorción. Por tanto este alfa-palmitato junto con el calcio son excretados en las heces provocando unas heces más duras. Así es muy importante la presencia de beta-palmitato en una proporción adecuada en la alimentación del recién nacido para conseguir:

  • Favorecer la absorción de calcio
  • Poder tener unas heces blandas y fáciles de expulsar (muchas leches antiestreñimiento incrementan la cantidad de beta-palmitato por este motivo)
  • Favorecer el desarrollo de una buena microflora intestinal.

 

¿Pero si la leche de vaca también es rica en ácido palmítico por qué la industria lo incluye en sus fórmulas?

El motivo es muy sencillo: La leche de vaca es rica en alfa-palmitato. La industria sustituye el ácido palmítico de la leche de vaca por el que obtenemos del aceite de palma, ya que éste aceite, una vez tratado, es muy rico en beta-palmitato.

¿Y es bueno el aceite de palma para los adultos?

Esto es otra historia. La OMS recomienda para niños mayores de 2 años y adultos un consumo máximo del 30 % de grasas como aporte calórico. De este 30%, las grasas saturadas no deben superar el 10%. El aceite de palma (rico en ácidos grasos de cadena larga) está presente en gran cantidad de alimentos (bollería, aceites, leche…) Por lo tanto si no tenemos una dieta equilibrada es muy sencillo superar ese 10 % de aporte máximo de ácidos grasos saturados. Este desequilibrio si podría conllevar efectos no deseados en nuestro organismo.

CONCLUSIÓN: Queremos dejar muy claro que el aceite de palma no solo no es peligroso para nuestro bebé sino que es imprescindible en la alimentación.

En cambio para los niños mayores de 2 años y adultos debemos intentar tener una dieta lo más equilibrada posible para no hacer una ingesta excesiva de ácidos grasos saturados.

Fuentes:

http://www.aeped.es/comite-nutricion/noticias/comunicado-sobre-aceite-palma-y-acido-palmitico-en-alimentacion-infantil

https://nutritionj.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12937-016-0145-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s