Tos Ferina ¿Qué debemos saber?


TOS FERINA

Tras los últimos acontecimientos ocurrido, creemos que es necesario explicar en qué consiste la TOS FERINA.

La tos ferina es una enfermedad infecciosa caracterizada por la presencia de una tos paroxística típica en abscesos (“quintas”). En la actualidad, debido a los programas de vacunación infantil, es infrecuente (554 casos declarados en 2007 en España), aunque la vacuna no confiere una inmunidad total ni permanente. Con cierta frecuencia, sin embargo, se observan síndromes parecidos de diferentes etiologías o posibles casos de tos ferina con síntomas atenuados. Ello es debido a que adultos que fueron vacunados en la niñez tienen una inmunidad incompleta y pueden ser el reservorio actual de Bordetella pertussis.

ETIOLOGÍA DE LA TOS FERINA

El agente etiológico de la tos ferina es una bacteria, B. pertussis, perteneciente al género Bordetella, en el que también se incluye B. parapertussis, causante de la tos ferina con menor frecuencia y que provoca un cuadro clínico más leve y menos duradero.

EPIDEMIOLOGÍA Y MANIFESTACIONES CLÍNICAS DE LA TOS FERINA

La tos ferina se transmite a través de las partículas de las secreciones respiratorias de las personas infectadas. Tras un periodo de incubación de 7-10 días, evolucio- na en tres fases no muy bien delimitadas. La primera de ellas, la fase catarral, de 1-2 semanas de duración, se manifiesta como una infección moderada de las vías respiratorias altas, con fiebre escasa o nula, rinitis, estornudos y tos con tendencia paroxística y predomi- nio nocturno. La fase de estado, que se prolonga de 1 a 2 meses, se caracteriza por la típica tos “quintosa” nocturna, productiva, emetizante, con “gallo” y sin fiebre. En la fase de convalecencia, que dura 1-2 se- manas, van remitiendo paulatinamente los episodios tusígenos.
Existen formas clínicas más leves, con tos menos característica y de menor duración, sobre todo en niños y adolescentes inmunizados o en adultos con la inmunidad vacunal o natural atenuada o perdida.El diagnóstico presuntivo clínico se basa en las características de la tos. Suele existir leucocitosis a partir del final del periodo catarral. El diagnóstico de certeza se establece con el aislamiento de B. pertussis a partir del cultivo de las secreciones nasofaríngeas en medio de Bordet-Gengou . También existen métodos de detección de antígeno por inmunofluorescencia directa (IFD) y contrainmunoelectroforesis (CIE) e identificación por PCR de la bacteria en las secreciones respiratorias. La serología específica tiene poco interés en la práctica.

TRATAMIENTO DE LA TOS FERINA

El tratamiento de elección para la tos ferina es antibiótico. Principalmente se utilizan los macrólidos. Destacar la eritromicina y la claritromicina.
Como alternativas se puede utilizar amoxicilina, cotrimoxazol, telitromicina.

 

Anuncios

Un comentario en “Tos Ferina ¿Qué debemos saber?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s