¿Paracetamol? Quizás no sea tan seguro como dicen.


paracetamol

¿Qué es el paracetamol?

El paracetamol es un analgésico y antipirético de eficacia comparable al ácido acetil salicílico (AAS). Su mecanismo de acción se basa en su acción sobre las ciclooxigensas. Así, a diferencia de los AINE, puede estimular la síntesis de prostaglandinas (PG) (p. ej., en la mucosa gástrica), no modificarla (pulmón y plaquetas) o inhibirla moderadamente (sistema nervioso central-SNC). Quizás esto explique su casi nula actividad antiinflamatoria, su acción antitérmica y analgésica, su incapacidad para alterar la agregación plaquetaria y su inocuidad para la mucosa gástrica. Además de inhibir la síntesis de PG en el SNC, y en conexión con dicha acción o no, el paracetamol produce analgesia por otros mecanismos centrales, como: inhibición de la hiperalgesia espinal provocada por la activación de los receptores NMDA, interacción con sistemas neuronales que liberan óxido nítrico.

En cuanto a sus reacciones adversas podemos decir que a dosis terapéuticas, el paracetamol es posiblemente uno de los analgésicos y antitérmicos más seguros, siendo muy baja la incidencia de reacciones adversas. A veces se observan ligeros aumentos de enzimas hepáticas sin ictericia, de tipo reversible. Con dosis superiores aparece desorientación, mareos o excitación. Se han descrito también reacciones cutáneas de diversa índole y, muy rara vez, leucopenias de varios tipos. Las reacciones hematológicas, como metahemoglobinemia y anemia hemolítica, relativamente frecuentes con la fenacetina, han desaparecido casi por completo con el paracetamol.

¿Es seguro?

El paracetamol es el analgésico de primera elección en cantidades de patologías que cursan con dolor agudo o crónico como puede ser el dolor lumbar o la condición dolorosa crónica de la osteoartritis.

Un equipo del Instituto de Medicina Reumática y Musculoesquelética de Leeds (Reino Unido) ha realiado recientemente una revisión sistemática de los estudios ya publicados donde se evalúan los efectos del paracetamol sobre la aparición de los principales eventos adversos en la población general adulta.

Este grupo de investigadores seleccionaron ocho estudios para su análisis. De los dos que mostraron resultados asociados a la mortalidad, uno mostraba un aumento de la frecuencia relativa de la mortalidad de 0,95 a 1,63 al comparar pacientes que habían tomado paracetamol con los que no lo tomaban.

De los cuatro que evaluaban eventos adversos cardiovasculares, todos encontraron un aumento de la tasa de riesgo de todos los eventos adversos cardiovasculares de 1,19 a 1,68.

Uno de los estudios detectaba una vinculación dosis-respuesta en eventos gastrointestinales con una velocidad relativa mayor de eventos o sangrado de 1,11 a 1,49.

Finalmente, los estudios relacionados con los eventos renales, tres detectaron una relación dosis-respuesta y uno mostraba una disminución de la tasa de filtración glomerular (es un examen utilizado para verificar qué tan bien están funcionando los riñones) de 1,40 a 2,19.

“Creemos que el riesgo de prescripción de paracetamol debe ser superior al que actualmente percibe los especialisas sanitarios. Dado su uso tan expandido, se hace necesario una revisión de la eficacia y la seguridad del paracetamol”, concluyen los autores de la investgación.

Bibliografía:

  • FLOREZ. Farmacología Humana. Ed. Masson, 2003.

Anuncios

Un comentario en “¿Paracetamol? Quizás no sea tan seguro como dicen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s