¿Ébola…. nueva pandemia?

pandemia

Thomas Frieden es el director de los Centros para el Control de las Enfernedades de EEUU. Es uno de los máximos responsables de la lucha contra el ébola a nivel mundial. Hace unos días sorprendió a todo el mundo con sus declaraciones: “El ébola se convertirá en el nuevo sida” también declaró: “Ésta va a ser una lucha larga”. También declaró en la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial. “Ésta es una epidemia dinámica y heterogénea“. Palabras como estas no dejan mucho lugar al optimismo. ¿Deberían preocuparnos estas palabras?. Recordemos que el SIDA es una enfermedad que ha causado la muerte a más de 30 millones de personas.

Una pandemia es una enfermedad infecciosa y contagiosa que se extiende a muchos países o continentes. Es una epidemia a nivel mundial. Según la OMS para que se de una nueva pandemia se deben cumplir los siguientes requisitos:

– La existencia de un nuevo agente infeccioso, cepa o variedad ante el que la mayoría de las personas carezcan de inmunidad.

– El agente infeccioso debe ser capaz de producir cadenas sostenidas de transmisión de persona a persona para su propagación.

– El agente infeccioso debe tener el potencial suficiente para producir enfermedades graves e incluso letales.

Según la OMS el brote actual de EVE (Enfermedad por el Virus del Ébola) tiene una tasa de  letalidad del 51%. Ahora bien, la tasa de letalidad del virus podría alcanzar hasta el 90%.

  Actualmente no existen ni tratamientos ni vacunas contra este virus. Por tanto podemos afirmar que carecemos de respuesta ante este agente infeccioso.

Como ya sabemos, el virus del ébola no se transmite por el aire. Se requiere el contacto directo con la persona sintomática. Por tanto con la creación de protocolos adecuados se pueden aislar los brotes de la enfermedad. Si la vía de transmisión de este virus fuera aérea, seria INCONTROLABLE.

¿Hay posibilidad de que el virus del ébola mute y se pude transmitir por vía aérea?  La tasa de mutación de este virus es alta lo que le convierte en agente impredecible. Pero es muy difícil que estas mutaciones modifiquen su vía de transmisión. A lo largo de la historia se han producido mutaciones donde el virus haya modificado sus huéspedes pero nunca  ha habido ningún virus humano que con sus mutaciones hayan cambiado su vía de transmisión.

Por tanto a la pregunta ¿Debemos preocuparnos por una posible pandemia de ébola? La historia nos dice que NO habrá pandemia de ébola. Ahora bien se deben extremar las precauciones para evitar epidemias ya que es un virus altamente letal y obviamente es obligación de todos los gobiernos diseñar una respuesta global que contenga la expansión del virus y unan recursos para encontrar pronto un tratamiento efectivo contra el virus.

Mas info sobre el virus del ébola AQUÍ.

Anuncios

Virus del Ébola (EHF – Fiebre Hemorrágica del Ébola, EVE- Enfermedad por virus del ébola). Todo lo que debes saber.

virus_ebola

Introducción.

El virus del Ébola no tiene nombre científico y hace referencia a dos géneros: Ébola y Marburg. Su nombre proviene de la zona donde apareció por primera vez el virus. Dos brotes; uno ocurrido en Nzara (Sudán) y otro Yambuku (República Democrática del Congo), aldeas situadas cerca del río Ébola. Estos primeros brotes tuvieron una letalidad del 92%.

El virus del Ebola pertenece a la familia Filoviridae (filovirus). Esta familia comprende tres generos; Ebolavirus, Marburgvirus y Cuevavir.  El género Ebolavirus comprende cinco especies distintas; ebolavirus Bundibugyo (BDBV)ebolavirus Zaire (EBOV)ebolavirus Reston (RESTV)ebolavirus Sudan (SUDV), y ebolavirus Taï Forest (TAFV). Las especies BDBV, EBOV y SUDV se han asociado a grandes brotes de EVE (enfermedad por virus del ébola) en Africa, al contrario de las especies RESTV y TAFV. La especie RESTV, encontrada en Filipinas y China, puede infectar al ser humano, pero hasta ahora no se han comunicado casos de enfermedad humana ni de muerte debidos a ella.

Morfología del virus. 

Morfología del ébola

Son virones de forma filamentosa de diferente longitud pero con un diametro bastante uniforme de 80nm. En su estructura presenta un nucleoide proteico que presenta 2 tipos de proteínas: proteína NP (estructural) y proteína L (ARN polimerasa). Este nucleoide es de morfología tubular encerrado en una cápside (constituida por varias proteínas: proteína P, VP30, VP35, VP24 y VP40.) y todo rodeado de una membrana, que presenta una sola glicoproteína viral.

¿Como se transmite?

Transmision_ebola

La transmisión se produce por contacto directo con la sangre u otros líquidos o secreciones corporales (saliva, semen, orina, heces…) de una persona o animal infectado o por contacto con materiales que hayan sido contaminados por el virus. Para la transmisión, los pacientes portadores del virus han de presentar síntomas. Un paciente asintomático no transmite la enfermedad.

No se sabe la causa pero parece ser que en los niños el virus se muestra mas clemente y tiene menos tasa de contagio.

 Signos y síntomas

afectacion_cuerpo_virus_ebola

La enfermedad por virus del ébola se caracteriza inicialmente por presentar un cuadro muy similar al de la gripe (fiebre, debilidad intensa, dolores musculares, de cabeza y de garganta) seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas. A medida que el virus coloniza diferentes partes del organismo, éste genera los síntomas mas graves que llegan incluso a ser letales como  disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

Los pacientes son contagiosos mientras el virus esté presente en la sangre y las secreciones.

El periodo de incubación oscila entre 2 y 21 días. Y los síntomas suelen aparecer entre los cinco y diez días después del contagio.

Diagnóstico

El diagnóstico se suele llevar a cabo mediante pruebas de laboratorio. Actualmente existen cinco técnicas para diagnosticar la enfermedad:

  • prueba de inmunoadsorción enzimática (Enzyme-linked immunosorbent assay-ELISA);
  • pruebas de detección de antígenos;
  • prueba de seroneutralización;
  • reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR);
  • aislamiento del virus mediante cultivo celular.

Prevención y tratamiento

Actualmente para uso clínico no existe ningún tratamiento preventivo ni curativo de la enfermedad.

Recientemente se han autorizado ensayos clínicos de una vacuna del virus que parece que en pruebas de laboratorios está dando buenos y esperanzadores resultados.

La OMS ha autorizado el uso de varios sueros de anticuerpos en pacientes infectados por el virus aunque aún no hay evidencia clínica contundente para elaborar conclusiones.