Cigarrillo electrónico o e-cigarrillo. Todo lo que debes saber. ¿Cómo funciona? ¿Es efectivo? ¿Es seguro? ¿Regulación?


¿Cómo funciona?

El cigarrillo electrónico o e-cigarrillo es un dispositivo de inhalación con un diseño similar a los cigarros tradicionales destinado a superar la adicción de tabáco. La principal diferencia con respecto al cigarrillo tradicional es la ausencia completa de procesos de combustión que terminan generando productos cancerígenos. Se ha demostrado que el humo generado en esta combustión es el causante principal de cáncer según revela American Cancer Society.

El dispositivo usa para su funcionamiento un cartucho, un nebulizador y una bateria o pila recargable. El funcionamiento consiste básicamente en que el nebulizador vaporiza una solución contenida en el cartucho liberando vapor y enciendiéndose un led que imita la combustión de la nicotina. La solución del cartucho contiene agua, nicotina (puede o no estar presente en el cartucho), propenglicol (que genera el vapor que imita al humo), glicerol y diferentes compuestos aromáticos.cigarrillo electronico

¿Es efectivo?

En la bibliografía encontramos estudios con diferentes conclusiones lo que nos confirma la ambigüedad que rodea a este dispositivo tanto en su efectividad como en su seguridad.

¿Es efectivo? A continuación exponemos diferentes estudios tanto a favor como en contra.

  • En Agosto de 2013, en Reino Unido se publicó una encuesta que se hizo a 1400 usuarios de este tipo de dispositivos en la que se concluyó que el 76% de los encuestados empezó a usar estos cigarros con la intención reemplazar a los cigarrilos tradicionales.

«Este estudio indica realmente que la gente utiliza el cigarrillo electrónico específicamente para intentar dejar de fumar o, al menos, para dejar de fumar tabaco. La idea de un uso dual simplemente no se puede seguir defendiendo durante más tiempo», ha dicho el doctor Michael Siegel, de la Universidad de Boston.

  • SI: En otra investigación elaborada en Italia en individuos que no tenían ninguna intención de fumar se observó que el 13% ya no fumaban cigarrillos tradiconales un año después de probar el electrónico. Un 22% después de 12 semanas afirmaba estar fumando menos cigarrillos y un 8.7% habían dejado de fumar completamente.

«Los resultados de este estudio demuestran que los e-cigarrillos pueden servir como un medio para reducir el número de cigarrillos que se fuman y pueden llevar a sus usuarios a dejar el tabaco por completo», concluye este estudio.

  • NO: Un estudio publicado recientemente en la revista JAMA Pediatrics y financiado por Instituto Nacional del Cáncer en el que participaron 40000 adolescentes concluye que los adolescentes que fuman tanto cigarrillos electrónicos como los tradicionales tienen menos posibilidades de abandonar el tabaco que los que no usan este dispositivo.

“El uso de los cigarrillos electrónicos no disuade de fumar, e incluso puede fomentar el consumo de tabaco entre los adolescentes”, según han destacado Lauren Dutra y Stanton Glantz, autores del estudio, que no obstante admiten que se necesita hacer un seguimiento de los participantes para ver si hay alguna relación causal de un consumo y otro.

¿Es seguro?

Al igual que con la efectividad no es posible definir con cierta rotundidad si el dispositivo es o no seguro. Lo que si podemos decir es que diferentes autoridades sanitarias como la OMS, Ministerio de Sanidad y otras asociaciones como la Asociación Nacional del Cáncer piden precaución con estos cigarrillos ante la falta de estudios de seguridad a largo plazo.

Al igual que las autoridades sanitarias, toda la profesión médica coincide en que los estudios de seguridad de los e-cigarrillos son escasos y de poco rigor científico por lo que emplazan a llevar a cabo estudios a largo plazo y con una metodología sólida que pueda esclarecer este apartado.

En este sentido, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) considera que los componentes y efectos del cigarrillo electrónico sobre la salud no están suficientemente investigados, por lo que apuestan por una legislación “más rigurosa” y favorecer las investigaciones para aclarar sus efectos sobre la salud.

El coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR, el doctor Segismundo Solano, ha advertido de que el mercado de estos cigarrillos esta “evolucionando y creciendo rápidamente”, lo que le recuerda a lo que ocurrió con el tabaco, “cuyas consecuencias ahora lamentamos”.

Un estudio presentado recientemente en el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratoria (ERS) concluye que los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina en sus cartuchos dañan las vías respiratorias pese a liberarse a través del vapor.

“Hemos encontrado un aumento inmediato de resistencia de vía aérea en nuestro grupo de participantes, lo que sugiere que los cigarrillos electrónicos pueden causar daño inmediato después de fumar el dispositivo. Se necesita más investigación para entender si este daño también tiene efectos duraderos en el largo plazo”, manifestaba la profesora Christina Gratziou, uno de los autores y presidente de la Comisión de Control del Tabaco ERS.

Regulación

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados ha aprobado la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios por la que se regulará, entre otras cuestiones, la utilización y publicidad de los cigarrillos electrónicos que liberan nicotina y “productos similares”. Con la aprobación de esta ley se prohíbe el uso de este dispositivo en centros de las administraciones públicas y entidades de derecho público; también estará prohibido en los centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos. También se prohíbe en espacios al aire libre acotados  que se encuentren en parques infantiles o zona de juegos. No podrá uarse este dispositivo en ningún tipo de vehículo de transporte público.

En cuanto a su publicidad se prohibirán anuncios y cualquier tipo de mención a estos dispositivos en programas destinados a menores de 18 años y durante 15 minutos antes y despues de la retransmisión de estos. En medios audiovisuales esta prohibición se extiende al horario comprendido entre las 16:00h. y las 20:00h. en la que igualmente no se podrá ver ningún tipo de anuncio o mención a estos dispositivos.

En cuanto a regulación europea estos cigarrillos serán considerados a a partir de ahora como “productos medicinales” debiendo cumplir unos requisitos de seguridad debiendo ser seguros para niños e imposible su manipulación. Además deben justificar su acción como ayuda para dejar de fumar o como una alternativa al tabaco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s