Gota (ácido úrico). ¿Qué debes saber?


Definición

Enfermedad metabólica producida por el depósito de cristales de urato monosódico en una o varias cavidades articulares debido a la elevada concentración de ácido úrico que circula en sangre.

Causas

La causa principal en el desarrollo de un episodio de gota es un aporte en la dieta de ácido úrico o sus precursores. El precursor principal que encontramos en la dieta es un grupo de elementos que se denominan purinas. Estas purinas se degradan dando como resultado final de su metabolismo el ácido úrico.

Otras causas menos frecuentes pueden ser:

  • Una disminución en su excreción.
  • Un incremento en la síntesis de ácido úrico (proveniente de las proteínas nucleicas). Generalmente producido por algún tipo de patología que provoca un defecto en el sistema enzimático o bien un aumento en el catabolismo de las purinas.

En condiciones normales el aporte de ácido úrico exógeno es aproximadamente un 15% y un 85% el endógeno. Un incremento en cualquiera de los dos aportes genera hiperuricemia.

Fases y síntomas

  1. La primera fase es asintomática y comienza con un aumento de ácido úrico en sangre (hiperuricemia)
  2. A continuación se produce la formación de cristales en las articulaciones, que dará lugar al síntoma más característico de la gota, conocido como artritis gotosa aguda. Esta fase cursa con un dolor que afecta a una o varias articulaciones.
  3. Fase intercrítica. En esta fase el paciente alivia sus síntomas hasta que se produzca el siguiente episodio.
  4. Gota crónica tofacea: Cuando la gota se vuelve crónica genera en la articulación los denominados tofos que son depósitos voluminosos que contienen cristales de ácido úrico. Los tofos generan una reacción inflamatoria produciendo erosiones óseas que terminan provocando deformaciones en las articulaciones (artritis crónica deformante). Es posible que en esta fase pueda aparecer afectación renal.

tofo ataque de gota

Tratamiento y prevención

En un ataque agudo se suele usar fármacos que contengan colchicina acompañado de un antiinflamatorio no esteroideo (AINE).

La principal medida de prevención es la supresión de factores desencadenantes. Es decir limtar la ingesta de purinas. Para ello se recomienda:

  • Evitar el ayuno prolongado.
  •  Mantener peso adecuado
  •  Beber abundante agua.
  • Evitar el alcohol en todas sus formas.
  • No tomar concentrados de tomate.
  • No tomar zumos comerciales. Sólo naturales.
  • Disminuir la ingesta de alimentos ricos en purinas.

A estas medidas dietéticas se le puede incorporar un tratamiento profiláctico que consiste en:

  • Colchicina
  • AINE
  • Fármacos que disminuyan la hiperuricemia como el alopurinol.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s